body>

Los bolsos Bughambilia, en su mayoría, están hechos de huipil que es la blusa tradicional que visten las mujeres mayas en Guatemala. La técnica utilizada para elaborar los huipiles es el telar de cintura. Amarrado a su cintura y a un árbol, sentada en el suelo, la tejedora controla el telar y deja en cada pieza una sabiduría milenaria que sus hábiles manos transforman en huipiles y que son el reflejo de cuanta pasión y esmero pusieron en una labor iniciada mucho antes, al hilar el algodón, urdir el hilo y teñirlo con ingredientes naturales como la zanahoria, flor de buganvilia, albahaca, etc.

 

En su huipil se pude identificar el grupo étnico y la comunidad a la que pertenecen. En los diseños de los huipiles utilizan figuras de la naturaleza tales como aves, venados, perros, cerros y flores.

 

Las mujeres indígenas no trabajan en serie sino que es un proceso que realizan en comunión con su espíritu, ya que en cada puntada entretejen sus anhelos, esperanzas, alegrías y muchas veces sus tristezas. La elaboración es fatigosa porque hay que ajustar y mantener constantemente la tensión del hilo. El proceso es muy complejo y puede durar entre 4 y 6 meses.  

 

Para elaborar un bolso Bughambilia se usan huipiles reciclados que son previamente lavados y un artesano que trabaja el cuero los convierte en bolsos.