Guatemala, donde todo comienza…

Guatemala, donde todo comienza…

¡Hola! Hoy estrenamos nuestro Blog y queremos hacerlo con un post muy especial para nosotros. Se trata de nuestro último viaje a Guatemala, el país que nos inspiró para crear Bughambilia y de donde provienen esos tejidos maravillosos de los cuales están hechos nuestros bolsos.

Volver a Guatemala significa para nosotros reencontrarnos con nuestras tradiciones, nuestra cultura y nuestra gente, llenarnos de energía, en definitiva, cargar pilas. En cuanto aterrizas en el aeropuerto de la Ciudad de Guatemala lo primero que ves es este majestuoso volcán que te sorprende, parece que esta tierra te da la bienvenida con los brazos abiertos.

Enseguida a nuestra llegada, tomamos rumbo hacia el occidente del país para sumergirnos en la cultura y tradiciones mayas y donde se encuentran la mayoría de nuestros proveedores. La primera parada fue para llenar nuestros estómagos con un delicioso desayuno chapín (así llaman a los guatemaltecos). Aquí como es tradición, los domingos en muchos sitios encontramos a una familia de pequeñas estrellas tocando la marimba, el instrumento nacional de Guatemala.

Este sonido realmente te endulza los oidos y el alma.

Luego continuamos nuestro camino hacia el mercado de Chichicastenango, que se celebra los jueves y los domingos. En el trayecto nos encontramos con un grupo de hombres de la comunidad K’iche, vestidos con sus trajes ceremoniales. Fue un espectáculo verlos, pues sus trajes son maravillosos, llevan bordados a mano diseños de motivos geométricos y de la naturaleza.

Cuando llegamos al mercado lo primero que vimos fue una explosión de colores, formas, texturas y diseños. Te gustaría comprarlo todo, pero nos teníamos que centrar en nuestro objetivo que era encontrar los mejores tejidos y huipiles vintage que luego nuestros artesanos convertirán en esos bellos bolsos Bughambilia.

Después, continuamos nuestro camino hacia Sololá donde se encuentra, a nuestro criterio, uno de los lagos más bellos del mundo, el Lago de Atitlán, rodeado por 3 magníficos volcanes.

Aquí nos embarcamos en una lancha que nos trasladaría a uno de los pueblecitos situado a la orilla del lago. De pie ante su plaza parece que el tiempo se hubiera detenido, es realmente mágico.

Después de visitar las cooperativas de mujeres y a algunos de nuestros artesanos, de los cuales hablaremos en los siguientes post, volvimos hacia Antigua Guatemala, donde se encuentran otros de nuestros artesanos y donde terminó nuestro hermoso recorrido.

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*
Product successfully added to the product comparison!